Tu juego interior

680BEA74-83BC-44A3-907B-92C88521F5C3

Siempre me apasionó la búsqueda de como ayudar a un deportista a que despliegue todo su potencial libremente.

En mis principios como profesor-entrenador, se repetía una y mil veces esta situación: luego de entrenar horas y horas, de perfeccionar la técnica, aprender y entrenar las tácticas más efectivas, al llegar a la competencia algunos jugadores no lograban rendir más allá de un 50 % de todo su potencial.

 

¿Qué es lo que hacía que un deportista fuera mejor que otro a la hora de competir cuando sus rivales tenían similares capacidades  técnicas tácticas de coordinación e igual estado físico?

Ese fue el comienzo de una búsqueda que hoy tiene más de 30 años.

En un momento de esa búsqueda no por casualidad di con el libro de Dan Millman

El guerrero pacifico, ese libro abrió un camino en mí que creo no tiene fin: el de la superación personal.

Yo creo que la verdadera competición es la superación de uno consigo mismo.

Son tus auto-limitaciones las que condicionan tu nivel.

Ellas limitan o anulan tu capacidades y dones.

Tu  rendimiento en competencia estará condicionado por ellas.

Si logras  principalmente superar tus auto-limitaciones entonces si estarás en condiciones de ir por tu copa o tu medalla.

Pero el primer mach, la primera carrera, la primera competencia, la tienes que ganar en tu interior.

Cuando dices, no pude, dude, sentí mucha presión, no pude soltarme, no vi con claridad, estuve muy errático, estás hablando de vos mismo, no de tus rivales.

Recién cuando superes tus auto-limitaciones tu potencial estará disponible y no solo eso sino que crecerá  pasos agigantados.

Porque creerás en vos. Y ya no te verás desde tu limitación sino desde tu grandeza.

La batalla con la presión es  interna.

Miedos, creencias limitantes, interpretaciones, todo está en tu mente y en tu emociones.

Mi experiencia me dice que debo estar entrenando en  focos, 1- el juego externo o sea la practica técnica táctica física. 2- el juego interior del deportista a mi cargo.

Y lo más superador es entrenar el juego interior y el exterior al mismo tiempo, en la situación real, en la pista.

El coaching desarrolla y entrena tu propio liderazgo. Te entrena a que  lideres tu propia superación, derribes tu auto-limitaciones descubras tus fortalezas y la hagas crecer.

Vos sos tu propio líder, vos  debés liderar tu propia actitud tu propia mente ganadora.

Bueno, gracias por haberlo leído y espero que te aya interesado.

!Hasta la próxima¡

 

 

Competencia =presión= incomodidad.

Novak-djkovic-k7lB-U60873085294hAH-624x385@RC

Presión o pintar mandalas

( fragmento del capitulo: Presión o pintar mándalas. del libro ” Cambio de lado” próximo a editarse)

El yo de jugador estaba resistiéndose a la propuesta del maestro

La mirada quizás deba ser diferente Tomas.

¿Una mirada diferente sobre qué?

Yo creo que la competición puede ser muchas cosas, y puede tener muchas miradas diferentes. Lo que si tengo claro es que no es:  comodidad.

Al elegir dedicarte a la competencia debes amar lo que es, como es y no querer hacerla entrar en modelos metales que no son.

La competición es PRESIÓN

Y la presión es incomodidad, es su esencia

Te saca permanentemente de tu zona de comodidad de confort.

El rival, los premios, el quedar afuera, el ranquin, el clima, el juez la, cancha la pelota.

Todo intenta que estés fuera de tu zona de control

¿tú crees que puedes disfrutar de eso? ¬Dijo mirando fijamente a los ojos del jugador

El perro de Joss los distrajo. Camilo corría hacia un lado y hacia el otro por el parque, Como si persiguiera o fuera perseguido. De repente se detenía y ladraba, para luego comenzar nuevamente sin otro sentido más que el de disfrutar el juego de cambiar bruscamente de direcciones.

Esto le provoco una sonrisa a ambos, y ayudo a que Tom se aflojara un poco. Pero el maestro volvió al tema.

Quiero, y me gustaría que luego reflexionemos los dos sobre el siguiente  enfoque que quiero compartir contigo.

Los álamos plateados ya a esa hora de la mañana comenzaban a expandir su  fresca sombra sobre el verde parque, también sobre los dos bancos de madera marrón barnizados, que especialmente estaban allí para disfrutar de ese momento del día .

El maestro invito al jugador a que se trasladaran allí y continuar con su charla.

Mira Tomas, creo que vivimos entrenando para prevenir, y yo te pregunto ¿Qué pasaría si cambiamos el foco y en lugar de prepararnos para prevenir, entrenamos nuestra actitud  para  esperar lo desconocido?

¿No deberíamos aprender a enfrentar la incertidumbre, la sorpresa, la inseguridad?

Siempre estamos preparándonos para que algo no nos sorprenda.

Me pregunto ¿y si lo enfocamos diferente?

Yo lo llamo el camino inverso.

Es ver desde otro lado el entrenar para la competencia.

Es entrenar para saber entrar en lo adverso, en la dificultad en el conflicto.

El silencio quedo como protagonista del momento cuando el maestro dejo de hablar

 Tomas pensaba. ¿Estaría buscando situaciones pasadas donde sus resultados hubieran sido diferentes si su actitud hubiese sido la del CAMINO INVERSO como la llamaba el maestro?

Dejando que su espalda cayera inclinada sobre el respaldo  y abriendo los brazos en un gesto que quería abarcar todo el lugar, dijo: ¿en toda la vida que hay en este parque hay algo que se esté previniendo?

Mientras sus manos con las palmas hacia arriba iban señalando los árboles, las aves, las flores.

 

Quizás la clave no sea entrenar para prevenir, ni para anticipar

Quizás la clave este en la confianza.

En entrenar todo aquello que te conecte con la confianza.

Todo aquello que este en ti.

Todo aquello de tu interior con lo que atravesaras la presión de lo desconocido.

Tus  capacidades, tus fortalezas. Todo lo que te ha permitido llegar hasta aquí.

Camilo ladro a unos chicos que pasaron riendo mientras jugaban con sus bicicletas por la calle.

Si no comprendes que la presión es incomodidad puedes dedicarte a pasear en bicicleta Tomas, o pintar mándalas, y este todo bien ­¬dijo señalando la calle donde pasaban lo pequeños.

Pero si te gusta la competencia tienes que cambiar tu mirada y AMAR la presión.

Jugar a entrar en ella, a atravesarla, centrado, desde tu confianza

Una confianza interior, que solo te dará el estar parado en cada una de tus fortalezas.

Y disfrutar de todo aquello que juega contigo desafiándote a que te superes en cada momento.

Quien tiene dones para elegir por eso encontrara sentido allí y no en la comodidad.

Este juego te desafía a sentirte vivo en cada momento, en cada aquí y ahora.

Cada vez que elijes por la comodidad sigues siendo el mismo.

La presión muchas veces es miedo con un disfraz diferente.

Y cada vez que elijes caminar hacia tus miedos creces, te expandes.

(continua)